Cómo encontrar acciones que otorguen ingresos constantes

0

Cuando los inversores piensan en ingresos estables, normalmente se acercan a activos de renta fija, como los bonos. Pero esto también se puede encontrar en las acciones, donde el income investing, o inversión por ingresos, sea quizás una de las más sencillas estrategias de selección de acciones. Básicamente, el objetivo es detectar compañías que proporcionan un flujo constante de ingresos.

¿Quién paga los dividendos?

Por lo general los inversores income terminan centrándose en compañías con cierta historia y tamaño y donde es difícil sostener niveles de crecimiento exponenciales. Estas compañías generalmente no se encuentran en industrias de rápida expansión y en lugar de reinvertir las utilidades en nuevos negocios, tienden a pagar dividendos como una manera de proporcionar retorno a sus accionistas.

Por lo tanto, los dividendos son más importantes en ciertas industrias. En este sentido se pueden nombrar a las empresas de servicios públicos, las que históricamente han pagado dividendos bastante decentes, una tendencia que debería continuar en el futuro.

Rendimiento del dividendo

El income investing no se trata solamente de invertir en empresas con los más altos dividendos. La medida más importante es el rendimiento del dividendo, o dividend yield. Este porcentaje se calcula dividiendo el retorno anual del dividendo por acción por el precio de cada título. El indicador mide el rendimiento real que un dividendo le da al dueño de las acciones. Por ejemplo, una empresa con un precio por acción de 100 euros y un dividendo de 6 euros por acción tiene una rentabilidad por acción del 6%, o 6% de dividend yield.

Pero los inversores income demandan un rendimiento muy superior. La mayoría busca algo en torno al 5% o 6%. Este yield en una inversión de 1 millón de euros, produciría un ingreso que sin contar impuestos sería de 50 mil a 60 mil euros. El principio rector de esta estrategia es quizás bastante claro: encontrar buenas empresas con un alto dividend yield, para recibir un flujo constante y predecible de dinero en el largo plazo.

Otro factor a considerar en el dividend yield es la política de dividendos que la empresa mantuvo en el pasado. Los inversores income deben analizar si una empresa puede continuar con su política de dividendos. Si una empresa ha aumentado recientemente sus pagos, asegúrese de analizar esa decisión. Un gran aumento, por ejemplo del 1,5% al ​​6% en el periodo acotado, como de un año a otro, puede llegar a ser demasiado optimista e insostenible en el futuro. Si la empresa ha pagado un buen dividendo por mucho tiempo es un indicio que podría seguir haciéndolo en el futuro. Empresas que han tenido dividendos estables en los últimos cinco, diez, quince o incluso los últimos 50 años, es probable que continúen esa tendencia.

Los dividendos no lo son todo

De cualquier modo, nunca se debe invertir únicamente en base a dividendos. Tenga en cuenta que altos dividendos no indican automáticamente que se trata de una buena compañía. Debido a que son pagados con los ingresos netos de una empresa, mayores dividendos se traducirán en menor reinversión. El problema surge cuando los ingresos que habría sido mejor reinvertir van a parar al pago de dividendos.

El income investing es algo más que un buscador de acciones para encontrar las empresas con el mayor dividen yield. Estos rendimientos sólo valen la pena si son sostenibles. En este sentido, los inversores income deben estar seguros de analizar cuidadosamente aquellas empresas con buenos fundamentos. Como todas las otras metodologías en este trabajo, la estrategia de income investing no tiene una fórmula establecida o fija para la búsqueda de una buena compañía. Para determinar la sustentabilidad de los dividendos a través del análisis fundamental, cada inversor debe utilizar sus propias habilidades de interpretación y juicio personal.

La selección no asegura una renta fija

Algo para recordar es que la posesión de dividendos no significa que uno tendrá un menor riesgo en sus ahorros ya que los peligros asociados a un activo también están implícitos en acciones con alto pago de dividendos, aunque el riesgo se puede minimizar seleccionando empresas sólidas.

Acerca del Autor

Deja una respuesta: