Nueve bancos españoles a punto de mejorar su rating en 2018

0

El sector bancario español presenta grandes perspectivas de crecimiento para 2018. Tanto que Standard & Poor’s lo coloca en su ranking como el sector financiero con mejores perspectivas del mundo.

Hasta nueve bancos españoles prevén obtener una mejora de rating por parte de las agencias de calificación en 2018. Entidades como BBVA, Popular, CaixaBank y Bankia encabezan esta lista en la que de los grandes solo falta Santander.

El ranking está encabezado por BBVA, al que Standard & Poor’s valora con una perspectiva positiva al lado de su nota BBB+. Esta calificación se traduce en la opinión de que el banco y su deuda tienen potencial para subir de escalón si se confirman las expectativas y no suceden imprevistos negativos.

Si finalmente BBVA sube de escalón, se igualaría a Santander como banco con mejor calificación crediticia. La entidad volvería así al territorio A, lugar que abandonó en 2012 debido a la crisis financiera que atravesaba el país.

Popular, gracias a ser comprado por Santander, ha recibido perspectivas positivas tanto de S&P como de Moody’s. La entidad podría subir a la categoría A ya que actualmente se encuentra en BBB+.

El caso de CaixaBank es peculiar, la compañía podría mejorar su rating por partida doble gracias a la calificación positiva de S&P y Fitch, dos de las tres grandes agencias de crédito internacionales.

Para Bankia y Sabadell la subida de rating sería la segunda en menos de un año. En 2017, Standard & Poor’s hizo que, Bankia en febrero y Sabadell en junio, abandonaran la categoría de bonos basura, pasando de BB+ a BBB-.

Además, añadió la perspectiva positiva para ambas entidades con la esperanza de afianzarse en la BBB junto a empresas con una solvencia más asentada. En el caso de Sabadell, también Moody’s considera su subida de escalón.

Bankinter y BFA, matriz de Bankia, también cuentan con una perspectiva positiva.

S&P valora a Ibercaja con BB+, es decir, como un bono basura que puede llegar al grado de inversión si la perspectiva positiva se materializa en una subida de la calificación.

Finalmente, Abanca también cuenta con la perspectiva positiva pero su nota actual es de BB-. En este caso, necesitaría tres subidas de rating para abandonar el terreno de la inversión especulativa.

Con todo esto, España encabeza el ranking mundial de Standard & Poor’s en cuanto a países con más bancos con posibles subidas de rating, por delante incluso de Estados Unidos.

Sin embargo, estas subidas dependen indirectamente de Cataluña. La inestabilidad política y su posible extensión frenaron el año pasado la subida del rating de España. Pero además, los bancos pueden sufrir el impacto directo de la crisis catalana, sobre todo los que tienen una importante red de oficinas en la región como CaixaBank, Sabadell y BBVA.

Acerca del Autor