¡¿Qué te ha dicho tu asesor financiero?!

0

Un mensaje inquietante me hizo temer lo peor por un amigo muy querido. Afortunadamente, aún queda gente sensata en este mundo.

“Zach, soy Eduardo. ¿Sabes qué? Creo que finalmente he decidido poner todo mi dinero en manos del asesor de inversiones del que te hablé, el que me ha estado llamando”.

Iba de camino a casa desde la oficina, y no podía para el coche para llamarlo. Además, era algo que necesitaba hacer tranquilo, no me valía con el manos libres.

Eduardo está a pocos años de llegar a la edad de jubilación. Tiene dos hijos que están a punto de comenzar la universidad, y algunos ahorros que necesita hacer crecer rápidamente.

¿Cuál era mi preocupación? Que este asesor de inversiones del que me hablaba lo condujera hacia algunas áreas arriesgadas del mercado, y que Eduardo se viera dañado si el mercado caía. Y, de alguna forma, creo que me estaba culpando a mí mismo por todo esto.

Te cuento. Eduardo es un buen amigo mío, alguien me apoyó y me dio consejo cuando lo he necesitado. Me ha enseñado mucho sobre la crianza de los hijos y, para mí, su palabra es muy apreciada.

El hecho es que yo haría cualquier cosa por ayudarlo, sobre todo si estamos hablando de hacer crecer sus ahorros para la jubilación, que es lo que mejor sé hacer. Muchas veces le he dicho que lo que tiene que hacer es seguir las recomendaciones que entrego en los ingresos instantáneos de Estrategias Alpha, pero él siempre me está pidiendo que le dé un consejo especial.

En el fondo no cree que mis mejores descubrimientos son los que publico en el servicio.

Como sea, en estas últimas dos o tres semanas he estado poco en la cuidad y no he tenido el tiempo de llamarle para hablar con él. Y esto, de alguna forma, precipitó el hecho de que aceptara lo que este asesor le estaba ofreciendo.

El mal consejo

En la actualidad, cuando los jubilados y futuros jubilados de Estados Unidos necesitan ser un poco más agresivos con sus ahorros, la mayoría de los asesores financieros tienden a recomendarles estrategias pseudotradicionales –y fallidas- para aumentar su riqueza.

Estas estrategias a menudo incluyen poner grandes proporciones del capital en áreas especulativas, como acciones pequeñas y nuevas compañías tecnológicas. La idea es que las cotizaciones de estas empresas crecerán más rápido que las “aburridas” blue chips. Por eso, “en teoría”, ésta es la mejor manera de acelerar los retornos.

Sé que esto está pasando en todo el mundo, pero por ahora te cuento lo que veo a mi alrededor.

Desafortunadamente, a pesar de que estas inversiones efectivamente puedan crecer rápido, también pueden caer rápido. Y muchas veces con efectos realmente devastadores. Nuestra generación ya ha visto dos profundos mercados bajistas, en el que los inversores vieron desaparecer todo lo que tenían en el área “especulativa”.

Lo cierto es que invertir hoy en estos mercados es más arriesgado que nunca. Esto se debe, principalmente, a que el mercado ha estado subiendo durante años, sin experimentar bajadas considerables.

Muchos de los precios de estas acciones especulativas están en niveles irracionalmente altos. Por esto, cuando los asesores recomiendan a alguien que se va a jubilar poner buena parte de su dinero en acciones especulativas, básicamente les están recomendando jugar con fuego. Y no es un buen consejo.

Por suerte, cuando pude hablar con Eduardo, me encontré con que el asesor en cuestión era uno bastante bueno, de esos que no siguen a la manada.

El sorprendente buen consejo

Mientras conducía a mi casa, me lamentaba por no haber hablado con Eduardo antes. Es muy buen amigo y se lo merecía. Así que, cuando llegué a casa, lo primero que hice fue marcar su número. Y lo que me contó me dejó impresionado para bien:
“Zach, este hombre piensa que debería tener una buena parte de mi cartera en oro. Que formemos una cartera diversificada, pero con el oro como defensa. Porque, según dice, el oro, además de protegerme, debería subir”.
“Eso es música para mis oídos Eduardo”, le dije. “Estoy muy aliviado de que hayas recibido este tipo de consejo y que este asesor te lleve en buena dirección”.

A usted le digo lo mismo. Espero que escuche este consejo y que ponga una buena parte de tu cartera de inversiones en oro.

Por qué es ahora el momento del oro

Estamos viviendo semanas muy complejas a nivel global. Las amenazas entre Corea del Norte y Estados Unidos podrían, en cualquier momento, pasar a algo más que eso. Venezuela es un hervidero, en el que Donald Trump ha insinuado que podría intervenir militarmente. Un nuevo atentado del ISIS, esta vez en Barcelona, ha vuelto a sacudir Europa.

Con todo esto, el oro ha comenzado a subir: casi un 2% entre el martes y el viernes de la semana pasada.

Entonces, aunque es importante estar atento a las oportunidades que nos sigue y nos seguirá ofreciendo el mercado, no hay dudas que deberías comenzar a apostar por el oro y otros metales preciosos.

Recuerda que siempre es mejor adelantarse y estar cubierto -por mucho que esto signifique perder un par de puntos circunstanciales-, que adaptarse tarde a riesgo de perderlo todo.

Zach Scheidt

Para El Inversor Diario

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Inversor Global

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.