La revolución “Smart Dust” gana tracción

0

La tecnología más pequeña del mundo podría ser la puerta a las mayores ganancias. Por ello, hoy te traigo las dos compañías siguientes. 
Muy pronto los intentos por hacer de la tecnología algo cada vez más pequeño modificarán absolutamente todo a escala mundial. Y el “smart dust”, o polvo inteligente, estará en el epicentro de esta tendencia.

Sin entrar en demasiado en detalles, te puedo contar que el smartdust es un sistema de sensores, robots u otros dispositivos muy pequeños, no más grandes que un granito de arena. También se le conoce como “sistema microelectromecánico”, o MEMS, por sus siglas en inglés.

Los MEMS están conformados por procesadores diminutos que dirigen un sistema operativo base, con sensores que tiene la capacidad de detectar cualquier cosa que los rodea –luz, temperatura, vibración, presión, magnetismo, composición química, humedad, localización, aceleración… La lista es enorme.

Además de eso, están conectados a una red inalámbrica con el fin de conseguir toda la información sobre su alrededor.

Puede que esto suene a ciencia ficción, pero lo cierto es que gran parte de esta tecnología ya se ha puesto en uso. Por ejemplo, existe un sensor, que se introduce por vía oral, que provee al doctor con información a tiempo real sobre la salud del paciente. Y la compañía desarrolladora de ese sensor ya tiene aprobación de la FDA para este adelanto.

¿Te imaginas cuándo ganará esa compañía cuando esto suceda?

Porque por si no te habías dado cuenta, aquí no estamos hablando de tecnología. Estamos hablando de dinero. De un mercado que estima que habrá más de 1 billón de sensores activos para el año 2025. Y aprovechando que el smartdust, de momento, está en sus etapas tempranas de desarrollo, personalmente estoy muy encaminado en compañías con patentes que tengan gran potencialidad para sus aplicaciones comerciales.

Así que, echémosle un ojo a la situación en la que nos encontramos.

Preparando dos jugadas smartdust

Actualmente existe una compañía liderando el mercado de la espinotrónica –un tipo de nanotecnología que apunta a acelerar la velocidad de procesamiento de los procesadores, empleando menos energía. Pueden albergar datos e instrucciones sin la necesidad de electricidad, y tienen una capacidad de almacenamiento 100 veces mayor que otras tecnologías de este tipo.

En otras palabras, son ideales para los nano-sensores.

La compañía de la que te hablo, lanzó recientemente dos productos nuevos al mundo de los sensores: un transceptor de red pensado para dispositivos médicos y el “Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés)”, y un sensor para obtener imágenes de resonancia magnética.

Asimismo, la compañía también está trabajando mano a mano con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos con el fin de desarrollar micro-tecnologías capaces de detectar la salmonella.

Esto es de suma importancia para la seguridad alimentaria, considerando los constantes incidentes de enfermedades transmitidas en los alimentos. Además, todo parece indicar que el prototipo de la compañía va por buen camino.

¿Te imaginas el potencial de ganancias de una empresa capaz de controlar estas aplicaciones?

Otra compañía refuerza su control

Existe otra compañía que parece ser la decisión más inteligente a la hora de invertir en smart dust. Con 10.000 patentes en Estados Unidos y clientes del porte de Apple, Cisco, Hewlett-Packard, Sony, Nokia y Western Digital, estos innovadores ejercen un control férreo sobre la industria de los MEMS.

Los negocios van tan bien en este sentido que recientemente decidió darle un mayor tamaño a este departamento dentro de sus operaciones. Lee la siguiente declaración que hicieron y que confirma mi punto de vista positivo sobre el futuro de este sector:

“Nuestros MEMS alcanzaron varias metas esenciales para un gran rango de aplicaciones. Observamos buen crecimiento de ganancias consecutivas y año tras año. De manera consecutiva, las ganancias aumentaron en un 8,9%, de la mano de productos Analog y MEMS. En cuanto al crecimiento año tras año, las ganancias aumentaron en un 28,3% con un pronunciado crecimiento de los MEMS.”

La compañía también anunció un importante crecimiento en los sectores de tecnología para automóviles, conexiones y recargas inalámbricas, y en este tercer trimestre anticipan aún más crecimiento en todos estos sectores.

No cabe duda de que el smart dust continuará su camino ascendente. Y cuando eso pase, te diré rápidamente qué acciones debemos elegir.

Por ahora, estate atento.

 

 

Louis Basenese

Para El Inversor Diario

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Inversor Global

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.