La revolución de las energías renovables vuelve a España

0

Las energías limpias cada vez son más competitivas debido al avance de las tecnologías. Después de una década, España vuelve a centrarse en ellas. El gobierno ha adjudicado en poco más de un año un total de 8.737 MW.

¿Recuerdan el Acuerdo de París? Un acuerdo firmado por 195 países con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y luchar así contra el cambio climático.

Hace dos meses se generó mucha controversia cuando al otro lado del Atlántico, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump decidió mirar hacia otro lado y salir de este acuerdo en defensa de los intereses económicos de la nación. Esto ha creado mucha polémica y se ha puesto en tela de juicio el acierto de esta decisión.

¿Es cierto que la conservación del medio ambiente es incompatible con el crecimiento de la economía?

Desde hace ya algunos años, vivimos en el eterno debate sobre el modelo energético que debemos instaurar en España.

¿Son las energías renovables una mejor opción ante el carbón, gas o petróleo?

Por un lado, es cierto que gran parte de las energías renovables son dependientes del tiempo meteorológico y que si no se dan las condiciones necesarias no se producirá la energía suficiente. También es verdad que suponen una gran inversión en infraestructuras y que resulta complicado producirla en grandes cantidades.

El coste de generación es superior al de las energías tradicionales, aunque con la mejora de las tecnologías cada vez se equipara más el coste de producción.

Pero… ¿merece la pena mirar a otro lado y centrarnos en las energías tradicionales?

Como su propio nombre indica, las energías renovables no se agotan y a diferencia que ocurre con los combustibles fósiles, nos permiten poder autoabastecernos y lograr así, una mayor independencia energética.

En los tiempos que vivimos en cuanto a la lucha por el cambio climático, parece una opción más que interesante, y es que las energías renovables son limpias y no producen gases de efecto invernadero que puedan dañar el medioambiente.

Las energías renovables cada vez son más competitivas y suponen una fuente de generación de empleo y riqueza significativa ya que no sería necesario importar energía de otros países, evitándose así una fuga de capitales.

Otro beneficio que ofrece sería que con una producción estable, el precio tiende a equilibrarse y se evitarían guerras comerciales como ocurre con el petróleo y el carbón.

¿Alguna vez has visto que se inicie algún conflicto o guerra comercial originada por el sol la lluvia o el viento? Por supuesto que no, y esa es otra de las grandes ventajas.

España, se situaba en 2007 en la primera posición de los mejores países para invertir en energías renovables aunque debido a las políticas empleadas por los últimos gobiernos, en el año 2012 pasó a ocupar la undécima posición.

A día de hoy la situación vuelve a ser parecida a la de 2007. El gobierno ha adjudicado en poco más de un año un total de 8.737 MW de energía renovable y todo parece indicar que en 2020 España cumplirá los compromisos medioambientales con la Unión Europea, que exige que al menos el 20% de la energía consumida en España debe ser de origen renovable.

¿Qué empresas se beneficiarán de estas grandes subastas?

El pasado mes de mayo, ya se adjudicaron 3.000 MW de energía renovable, de los cuales la gran mayoría fue destinada a la energía eólica debido a su elevada producción por unidad de potencia instalada.

Los mayores beneficiados con una adjudicación de casi el 90% del total de la subasta fueron Gas Natural Fenosa, Siemens Gamesa, Forestalia y Endesa, a través de Enel Green Power.

Este mes de julio ha habido una nueva subasta inicial de otros 3.000 MW aunque debido a la gran demanda, se ha permitido subastar una cantidad más elevada de potencia superando los 5.000 MW, de los cuales 3.700 MW fueron de tecnología fotovoltaica y el resto de eólica, a diferencia de la anterior subasta en el que la energía eólica fue la vencedora.

El Grupo ACS, a través de su filial Cobra, se ha adjudicado 1.550 MW de potencia verde de los más de 5.000 MW que se han subastado en el Ministerio de Energía.

Por detrás de ACS, ha habido más compañías que han cogido un trozo del pastel en esta subasta, entre las que destacan: XElio con una adjudicación de 455 MW, Endesa, a través de Enel Green Power con 339 MW y Grupo Forestalia con 316 MW.

En el campo eólico, el vencedor con 720 MW ha sido Capital Greenergy.

En conclusión, con la mejora de las tecnologías, el desarrollo económico es totalmente compatible con la conservación del medio ambiente.

Ante la nueva coyuntura en materia de energía y medioambiente, y las presentes adjudicaciones, todo parece indicar que estas compañías verán aumentado en el largo plazo tanto su beneficio como su cuota de mercado.

 

Atentamente,

Carlos Ariza

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Carlos Ariza