La estacionalidad ataca a los mercados

0

Durante el último año, el escenario a largo plazo donde se mueve el Ibex 35 continúa en tendencia alcista. Sin embargo, cuando el pasado mes de mayo la cotización hizo un máximo decreciente respecto al anterior, aparecieron signos de agotamiento.

Hace unas semanas publicamos en el newsletter semanal un artículo titulado “Estacionalidad: un patrón vigente en todas las bolsas” en que analizamos la importancia de la estacionalidad en los mercados financieros, algo que resulta muy interesante como complemento en nuestras estrategias de inversión.

En ese artículo comentábamos los periodos más destacados en cuanto a la estacionalidad, como pueden ser el rally de Navidad y un periodo históricamente bajista como son los meses de verano.

El periodo de verano viene a ser muy característico respecto a dicho patrón en las bolsas de todo el mundo. Se ha comprobado que la rentabilidad acumulada desde el mes de mayo hasta el final de verano es menor a la obtenida en el resto del año.

No podemos asegurar que se cumpla siempre con exactitud pero si nos remontamos al pasado, la estrategia de invertir entre noviembre y abril han dado a lo largo de la historia resultados más rentables que en el periodo de verano.

Vamos a ver que ha ocurrido este año con el selectivo español.

IMAGEN1

Fuente: Investing

Si observamos el gráfico, vemos como el Rally de Navidad ha influido con creces en la evolución del índice. Sólo en el pasado mes de diciembre, la cotización se ha revalorizado en más de un 9% motivado por el aumento del consumo en época de Navidad, motivos fiscales, o los intentos de los gestores de fondos de maquillar los valores de sus resultados al cierre de las cuentas anuales por motivo de imagen.

A partir de enero la tendencia ha seguido un movimiento lateral hasta el mes de marzo donde coge un gran impulso durante más de dos meses hasta finales de mayo revalorizándose en más de un 15%. Es en ese momento cuando el precio empieza a mostrar signos de agotamiento.

¿Recuerdan el dicho “Sell in May and go away”? Vender en mayo y evitar la bolsa nunca hubiera sido más acertado que ahora…

Y es que parece que en este ejercicio se han cumplido de nuevo los patrones de estacionalidad y a partir de mayo el precio ha perdido la fuerza que llevaba durante el año y se ha dejado hasta hoy más de un 8%. En esta época, una de las razones asociadas a estas pautas estacionales es el poco volumen existente debido a periodos vacacionales.

¿Cómo se presenta el futuro del selectivo?

Durante los últimos cinco años, el escenario a largo plazo donde se mueve el Ibex 35 ha seguido una tendencia alcista, tocando mínimos crecientes en 2012 y 2016. Sin embargo, como puede comprobar en el siguiente gráfico el pasado mes de mayo la cotización no superó la resistencia de los 10.800 puntos (representado en el gráfico con una flecha) y dibujó un máximo decreciente respecto al anterior.

IMAGEN2

Fuente: Investing

Ahora tenemos que ver si se trata de una pequeña corrección dentro de la tendencia alcista o si finalmente el precio se da la vuelta. Por tanto debemos de estar atentos ante una posibilidad de un giro a la baja del selectivo español.

Vamos a acercarnos un poco más…

Si se fija en el siguiente gráfico, podemos observar que durante el año 2016, el valor se ha ido moviendo en un rango lateral entre el soporte de los 7.700 y la resistencia de los 9.200. Finalmente, a comienzos de 2017, el precio rompió la barrera de los 9.200 y puso rumbo a la siguiente resistencia situada en niveles que rondan los 11.000 puntos.

IMAGEN3

Fuente: Investing
Como si de una premonición se tratase, coincidiendo con el mes de mayo, el precio no logra romper la resistencia y cambia de dirección. Ahora pueden ocurrir dos alternativas:

La primera es que se trate de una simple corrección y la cotización intente de nuevo batir la resistencia de los 11.000 puntos. Si finalmente logra romperla, el precio se dispararía rumbo a la siguiente resistencia situada en los 12.000 puntos, por tanto hay que estar muy atento a este nivel para poder aprovecharlo al máximo.

La segunda opción, es que la corrección siga a la baja y coincidiendo con el poco volumen que se presenta en verano, pueda llegar al soporte de los 9.200, donde el precio se apoyaría y tomaría impulso de nuevo rumbo a los 11.000. Por tanto, también es muy importante vigilar dicho soporte a la hora de guiar nuestra operativa durante las próximas semanas.

 

Un cordial saludo,

 

Alberto Redondo

Editor de Inversor Global España

 

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Alberto Redondo

Alberto Redondo es el editor de Inversor Global en España. En su blog podrás descubrir todo sobre la economía y las finanzas en España. Además recibirás consejos sobre cómo sortear la crisis y construir tu cartera de inversiones con éxito.