Dos recomendaciones clave

0

Me costó trabajo creer que, en lo que va del 2017, el jueves pasado fuese sólo el tercer día en el que se produjo una caída de más del 1%. Revisé todos mis cálculos una y otra vez e incluso le escribí a un amigo para asegurarme de que no estaba perdiendo la cabeza. Pero resulta que sí, era verdad.

5% sería suficiente para hacer que los inversores más débiles saquen sus manos de muchas acciones, lo que daría las condiciones perfectas para un rally en el cuarto trimestre.

Muchos inversores han olvidado lo que es una caída de verdad, hasta el punto de que una simple corrección podría hacer que cundiese el pánico momentáneamente. Sospecho que muchos inversores se quedaron “dormidos” ante las tranquilas condiciones que ha tenido el mercado estos últimos meses, y que los movimientos actuales podrían despertar a todos aquellos que creían que tradear sería siempre fácil.

Esto muestra, también, que la volatilidad ha despertado otra vez. El día de la caída, el índice VIX -popularmente conocido como “índice del miedo”-, tuvo su mayor salto en un sólo día desde mayo.

Cómo se mueve el miedo

El pasado abril, el VIX había sufrido su caída más fuerte desde el 2011. En julio, una vez, más cayó hacia territorio muy bajo y se quedó ahí. Básicamente, la actividad del mercado se había estabilizado. Hasta ahora.

Sí, en lo que va de 2017, los inversores habían disfrutado de una volatilidad sumamente baja. Sin embargo, todos aquellos que se quedaron “shorteando” la volatilidad buscando “dinero fácil” se dieron un fuerte tropezón. En vista de que las acciones no habían sentido una caída tan fuerte en meses, el desplome de hace una semana se sintió mucho peor de lo que realmente fue.

Lo más importante de todo esto es que el S&P 500 no ha registrado un retroceso del 5% en más de un año.

De momento, las condiciones se están dando para una bajada de los precios en las siguientes semanas. Generalmente, agosto es un mes complicado para los mercados. Y septiembre también.

Como es común, estas son las semanas volátiles que usualmente duran hasta principios de noviembre, época en la que comienzan los mejores seis meses para las acciones.

Además, los medios de comunicación en Estados Unidos están sacándole el máximo provecho posible al tema de la guerra. Todos los periodistas parece que están deseando que comiéncenlos disparos entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Todo esto lo digo porque si un inversor está buscando una razón para vender, la encontrará.

Lo mejor que puedes hacer en este momento es quedarte tranquilo. Hemos mantenido una buena cartera de inversiones estas últimas semanas. No hay necesidad de estresarse para sacar provecho de los bajones tan sólo una semana después de la primera caída significativa del mercado en meses.

Aún hay mucho tiempo para subir.

Cordialmente,

Greg Guenthner

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Greg Guenthner