La magia de pensar en grande

0

Hace poco hablamos sobre el fin de nuestro trabajo. Te contaba cómo yo me iba a quedar sin trabajo, pero también cómo lo ibas a hacer tú…

 El desarrollo de la tecnología está destruyendo la forma de producir bienes y servicios. Por tanto, dentro de 10 años, es muy posible que nuestras habilidades queden obsoletas.

Simplemente, que el mercado ya no las necesite más.

¿Sabes cuál es la única forma de salvarse de este terrible fracaso?

La única forma es pensar en grande. Si piensas en grande es muy probable que te puedas reconvertir y no solo mantengas tu trabajo, sino que mejor aún, mejores tu posición dentro del mismo. Que tus ingresos se disparen y tu patrimonio se consolide.

¿Qué quiere decir “pensar en grande”?

Te voy a poner varios ejemplos, casos concretos que he leído en distintos periódicos, acontecimientos de la realidad y maneras de reaccionar ante ellos. Acciones que dependen de cada uno de nosotros y que pueden moldear nuestro futuro para bien o para mal.

Pensar en grande implica actuar como un inversor. Y un inversor invierte en acciones. Por tanto, cuando un inversor lee una noticia en el periódico se alegra porque cuando las empresas que cotizan en bolsa tienen mayores ganancias, los precios de sus acciones suben, y entonces, el patrimonio del inversor aumenta.

Pensar en pequeño es quedarse en el insulto y en la envidia de decir algo como “los empresarios ganan muchísimo dinero mientras yo no llego a fin de mes y trabajo diez horas al día sin poder ahorrar”.

¡Sal de esa posición cómoda! ¡Piensa en grande y conviértete en inversor! Hoy cualquiera de nosotros puede ser un inversor.

Esta mañana he leído una noticia en el periódico que decía que un pediatra ha creado una app para acabar con las consultas a través del móvil. Es una herramienta que permite almacenar la historia médica en la nube y recopilar la información para solucionar dudas de baja complejidad.

¡Esto es un ejemplo de innovación! Este médico no se va a quedar sin trabajo nunca, todo lo contrario, va a tener cada día más. Creando una app logrará aprovechar la tecnología para ofrecer un mejor servicio médico. Más rápido y más económico.

Está pensando en grande. En lugar de quejarse de que su profesión de pediatra va a estar amenazada en el futuro y que va a perder pacientes y sus ingresos van a caer, él ha pensado en grande. Ha dicho: “¿Y qué pasaría si aprovecho la tecnología para llegar a cada vez más pacientes?”. Se ha animado y  ha actuado.

Porque lo mágico del mundo actual que nos toca vivir es que cualquier persona puede pensar y actuar en grande. Ya no tenemos más trabas del pasado, cuando había que tener mucho capital y contactos para actuar. Hoy internet y la tecnología nos lo acercan todo. El único límite está en nuestros pensamientos.

Vamos con la última noticia del día que nos da pistas sobre como pensar en grande.

Ésta trata sobre la revolución de los vídeos y cómo la CEO de Youtube está transformando el negocio de la TV.

¡El poder de YouTube hoy es asombroso! Cualquiera de nosotros tiene acceso a la misma audiencia que en el pasado solo podían soñar unas pocas cadenas. Hoy, tú o yo podemos subir vídeos en YouTube y si tenemos contenido de calidad, podemos acceder a miles de personas en un abrir y cerrar de ojos.

¿Sabes que implica esto para tu negocio, para tu profesión, para tus sueños?

Si piensas en grande y tienes algo para compartir, puedes producir contenido. Si lo tuyo no es producir contenido, piensa en todas las oportunidades que están apareciendo a través de la muerte de la televisión tradicional y el surgimiento de los vídeos vistos en teléfonos móviles.

Es una revolución, estoy seguro que si te detienes unos minutos podrás encontrar una forma de aprovecharla. Es cierto, esta nueva era no es tan cómoda y pasiva como en el pasado, cuando alguien tal vez se pasaba toda una vida haciendo lo mismo en la misma empresa. Hoy tú y yo somos protagonistas, tenemos que estar híper activos, híper conectados y ser híper creativos.

Pero también es una era mucho más divertida y, además, si la aprovechamos, con muchísimo más potencial para alcanzar todos nuestros sueños.

Con esta dosis de energía te dejo tranquilo durante el fin de semana. Acuérdate, pensar en grande es la clave. Si te animas, el futuro es tuyo.

¡Buenas inversiones!

Federico Tessore

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Federico Tessore

Director de Inversor Global. En su columna semanal, aborda la inversión de una manera didáctica, directa y clara para acompañar al inversor en la toma de decisiones.