El día en que los alimentos temblaron

0

La tranquilidad de la pre-apertura de Wall Street se ha visto fuertemente alterada las pasadas semanas con un nuevo rutilante anuncio de la compañía liderada por Jeff Bezos, Amazon.

 El gigante del comercio minorista digital ha anunciado la compra de Whole Foods Market (WFM), la cadena de alimentos orgánicos más importante de Estados Unidos, por un valor de 13,7 mil millones de dólares.

Hace casi tres semanas Amazon pagó una prima del 27% sobre la cotización por las acciones de WFM, en 42 dólares. Automáticamente, la acción de Whole Foods Market saltó un 29,1%.

En contraste, este acontecimiento ha sido un shock que ha puesto muy nerviosos a los accionistas de empresas vinculadas con la industria de los alimentos. Las especulaciones han sido muchas y las conclusiones muy aceleradas, llevando a una fuerte corrección en las cotizaciones.

news1

La reacción negativa responde a, fundamentalmente, dos cuestiones importantes.

  1. La primera es la ventaja comparativa que tiene Amazon respecto mucho de estos competidores, en cuanto a la escala del negocio y elalcance que tiene la mega empresa a través de su plataforma en elseno de los consumidores estadounidenses.
  2. La experiencia muestra que AMAZONha destruido elnegocio minorista de tiendas físicas, que tanto apogeo tuvo en la última década del Siglo XX y principios del Siglo XXI, llevando a muchas empresas del sector a una situación de quiebra. Por esta razón se tiene el temor de que muchas empresas de alimentos hoy puedan seguir el mismo camino que sus pares de la indumentaria.

Respecto a este sector, la evidencia empírica habla por sí sola.

news2

En los últimos dos años, JC Penney (JCP) ha perdido el 41% de su valor bursátil, mientras que Macy’s (M) también ha visto recortada su capitalización bursátil en un 64%. Claramente ambas empresas, entre otras, han sido víctimas de la expansión Amazon.

¿Estaremos ante el mismo escenario para las industrias alimenticias?

En primer lugar, se trata de sectores totalmente distintos, con márgenes diversos y con un know-how diferente. Hoy más que nunca, no podemos señalar que la evidencia pasada sea representativa de lo que ocurrirá en el futuro.

En segundo lugar, el camino adoptado por Amazon para captar participación de mercado en alimentos es mediante una fuerte adquisición y un desembolso de dinero no menor, un proceso que no ha sido utilizado en sus conquistas anteriores.

El tercer argumento es que no estoy seguro de que Whole Foods Market sea la adquisición ideal para este objetivo. Esta empresa que supo ser líder y pionera en la industria de alimentos orgánicos ha estado perdiendo márgenes ante la amenaza de una competencia creciente. Si bien mantiene una porción fuerte del mercado, hoy está más débil que nunca.

Finalmente, la competencia ya ha tomado nota del avance de Amazon en la industria de productos alimenticios y se ha adaptado mucho más rápido a la realidad actual para evitar ser “destruida” por el gigante de Jeff Bezos.

Uno de los ejemplos claros es el de Wal-Mart (WMT), que hace unos meses adquirió Jet.com para poder aumentar exponencialmente sus ventas vía el canal digital.

Por lo expuesto anteriormente, la actual caída de las acciones de la competencia de Whole Foods, en algunos casos, podría estar reflejando más una oportunidad que una amenaza.

A tu lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Diego Martinez Burzaco

Economista en Jefe de Inversor Global, nos da su punto de vista sobre cómo los vaivenes políticos y macroeconómicos pueden llegar a afectar nuestras inversiones del día a día. Además, nos desliza algunas interesantes alternativas sobre dónde colocar nuestro dinero.