Cómo proteger tu cartera cuando la Bolsa cae

0

Ya se observan algunos síntomas de agotamiento en el mercado alcista que se ha profundizado en los últimos meses. Hoy te cuento qué hacer para que tu cartera de inversiones esté resguardada.

Ni el Brexit, ni la victoria de Donald Trump en 2016 han podido interrumpir el mercado alcista de los últimos meses. Las bolsas han avanzado fuertemente en todo el mundo, con el principal foco en Estados Unidos.

Sin embargo, noto cierto agotamiento. Hay algo que me dice que es momento de ponerse a la defensiva y ser extremadamente cauteloso.

¿Acaso los inversores y el establishment ya han perdido la paciencia con Donald Trump?

¿Acaso Francia será la próxima Gran Bretaña y abandonará la Unión Europea si gana Marie Le Pen?

¿Hay una burbuja sin precedentes en el mercado inmobiliario chino que está a punto de estallar?

Todas estas preguntas pueden o no encontrar una pronta respuesta. Hay otros elementos de incertidumbre a la vuelta de la esquina. Siempre ha sido así y será de la misma manera de ahora en adelante.

No hay un camino libre de incertidumbre y, por eso, es necesario tener herramientas para defender tu cartera cuando lo creas necesario. Hoy te presento tres de esos instrumentos que puedes aplicar en cualquier momento.

Avancemos en esta línea.

1. Vender opciones de compra (call). Uno de los instrumentos más nobles que tenemos en los mercados de capitales para utilizarlo como cobertura son las opciones financieras. Las mismas otorgan al comprador derechos para comprar o vender un determinado activo financiero a un precio prefijado (strike) en una fecha estipulada pagando una prima (precio). La contraparte, es decir el que vende la opción, asume la obligación de vender o comprar dicho activo financiero. Por ese compromiso asumido recibe una cantidad de dinero que viene dada por la prima de la opción.

Una estrategia defensiva, entonces, es vender un call u opción de compra sobre alguna de las tenencias de tu cartera.

Supongamos que cuentas con 100 acciones de Apple en tu cartera y no estás seguro de que sea un buen momento de venderlas, aunque sobrevenga una mayor incertidumbre bursátil. En ese caso, puedes vender un call sobre esta posición y, con eso, recibirás un pago y te comprometerás a vender las acciones a un precio determinado. Si llegado el vencimiento, el precio de la acción está por debajo del precio de compromiso de venta, te quedarás con las acciones y recibirás un pago adicional (como si fuera un dividendo extra) que permitirá bajar tu precio de compra neto de la acción.

2. Comprar opciones de venta (put). Otra alternativa con las opciones es comprar un put u opción de venta. A diferencia de lo anterior, aquí uno compra el derecho para vender las acciones a un determinado precio a cambio del pago de una prima.

Continuando con el ejemplo de las 100 acciones de Apple en cartera, uno puede comprar un put que le otorga el derecho a vender esas acciones a un determinado precio (strike) más alto hasta una fecha prefijada.

Si cuando llega la expiración de la opción, el precio de Apple está por debajo del strike, entonces puedes ejercer la misma y vender tus acciones a un precio más elevado que el que está actualmente en el mercado. Con esto, la caída en la cotización de Apple no te impacta ya que estás cubierto de esa fluctuación.

Si llegara a ser la cuestión inversa, entonces te quedarás con las acciones en tu poder (que valen más que el precio al cual podías venderlas con la acción) y habrás perdido la prima que has pagado, o sea, el seguro para proteger tu cartera.

3. Comprar ETF inversos. Cuando el mercado cae, existen activos que se valorizan. Son los que vulgarmente le juegan “a la baja” al mercado. Uno de los activos predilectos por los inversores son los ETF inversos. Éstos se valorizan cuando el activo subyacente cae y viceversa.

Supón que sigues teniendo tus acciones de Apple pero no las quieres vender porque no la ves tan vulnerable. Pero, adicionalmente, estás viendo una posibilidad grande de que haya una corrección en las bolsas.

¿Cómo sacar provecho entonces…?

Si el S&P 500 está a punto de tener una corrección importante, puedes comprar un ETF inverso al índice, es decir, que se valorice cuando efectivamente el S&P500 baje. De esta manera, podrás ganar dinero cuando el mercado está bajando porque tu ETF se va a estar valorizando.

Uno de los ETF inversos más populares del S&P 500 es el SH.

Los mercados cambian de ánimo todo el tiempo. Los inversores también. Que la ciclotimia de ambos no te pille desprevenido.

A tu lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Diego Martinez Burzaco

Economista en Jefe de Inversor Global, nos da su punto de vista sobre cómo los vaivenes políticos y macroeconómicos pueden llegar a afectar nuestras inversiones del día a día. Además, nos desliza algunas interesantes alternativas sobre dónde colocar nuestro dinero.