Dos estrategias para ganar con la desregulación financiera de Trump

0

Una de las medidas que Trump pretende implantar es la reducción de la regulación bancaria. Este hecho, junto con el panorama actual de la banca europea, puede presentar nuevas oportunidades de ganancia para el inversor europeo.

“El colapso bancario se debió, más que nada, por la mala política del gobierno y el fracaso total de la mala regulación, en lugar de por la codicia”. Nigel Farage

En febrero, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva autorizando una revisión de la conocida Ley Dodd-Frank, que regula el sistema financiero de Estados Unidos y que fue votada en el 2010 por Barack Obama. Este hecho provocó un enorme revuelo en los mercados financieros y un replanteamiento global de la regulación financiera. Esto cambia el panorama para el inversor europeo, lo que supone una oportunidad si se toman decisiones acertadas.

Las cotizaciones del mercado se ajustan muy rápidamente y lo hacen en base a las expectativas. En este caso, los inversores interpretaron el movimiento de Trump como una muy probable reducción de la regulación financiera en el país: la cotización de las mayores entidades financieras americanas se incrementó sustancialmente.

El razonamiento es claro: la regulación es un coste. Por poner un ejemplo, si las entidades ya no están obligadas a cumplir con elevados ratios de capital (fondos bancarios para hacer frente a imprevistos), dichos recursos podrán ser empleados en otras actividades que les sean más rentables. Por otra parte, la limitación de actividades de la banca, supone impedir el acceso a diferentes mercados y la restricción de parte de su beneficio. Además, asegurarse de que la entidad cumple con los requisitos regulatorios necesita de un costoso equipo jurídico y regulatorio.

En definitiva, una menor regulación bancaria supone menores costes, menores ingresos y por tanto mayores beneficios esperados para los bancos. El resultado es que los inversores se lanzan a comprar dichas acciones provocando su apreciación. Ahora bien, ¿qué repercusiones tiene esto para el inversor europeo?

La mejora de la eficiencia de las entidades financieras americanas tiene un efecto sobre la competitividad. Con menor regulación, las entidades financieras estadounidenses están en condiciones de ofrecer servicios a mejor precio, atrayendo un mayor número de clientes. Así, las entidades financieras competidoras reducirán sus beneficios esperados y por tanto su cotización.

¿Y cuál es uno de los principales mercados competidores del estadounidense? El europeo. Es por eso por lo que tras el anuncio de Trump, no sólo aumentó la cotización de las entidades financieras americanas, sino que se redujo significativamente la cotización de las entidades europeas.

En el gráfico de abajo podemos comprobar la evolución de los bancos americanos y los bancos europeos desde el mes de noviembre. A principios de noviembre los bancos americanos repuntaron ostensiblemente tras la victoria de Trump por una expectativa de mayor desregulación; por el contrario, los europeos redujeron levemente su cotización. Sin embargo, no fue hasta que Trump firmó la orden ejecutiva (el 3 de febrero), cuando la diferencia entre bancos americanos y europeos aumentó de manera notable.

*Bancos Eurostoxx se refiere al índice bancario que toma como referencia los bancos que cotizan en el Eurostoxx de Europa, mientras que Bancos S&P se refiere al índice bancario que toma como referencia a los bancos que cotizan en el índice S&P500 de Estados Unidos. Fuente: Stoxx.com y S&P Dow Jones Indices

*Bancos Eurostoxx se refiere al índice bancario que toma como referencia los bancos que cotizan en el Eurostoxx de Europa, mientras que Bancos S&P se refiere al índice bancario que toma como referencia a los bancos que cotizan en el índice S&P500 de Estados Unidos.
Fuente: Stoxx.com y S&P Dow Jones Indices

Ya existen voces en Europa que alertan de la “posición de desventaja competitiva” que la banca europea sufrirá en el caso de que Estados Unidos sufra una oleada de desregulación financiera. Ante estos hechos, el inversor europeo puede plantearse varias estrategias, dependiendo de si su inversión es a corto plazo o a largo plazo.

En el corto plazo, una mayor desregulación financiera dañará la cotización de las entidades financieras europeas, con lo cual no sería recomendable comprar acciones del sector financiero, más bien se recomendaría ponerse corto en caso de inversores que quieran asumir un mayor riesgo. A medida que la reforma de Trump se vaya concretando y vaya teniendo efecto, es esperable que la banca europea rinda peor que la americana. En la medida de lo posible, a corto plazo sería recomendable invertir en la banca de Estados Unidos.

Para un inversor con un perfil más a medio y largo plazo, dichos acontecimientos pueden suponer también una oportunidad, si se aborda con una buena estrategia financiera.

En primer lugar, la reducción de la competitividad de la banca europea junto con los tipos de interés negativos, dañarán a los beneficios de los bancos europeos y el precio de sus acciones bajará. Sin embargo, a medio plazo, es muy posible que una mayor desregulación en Estados Unidos, provoque un movimiento defensivo y repercuta en una relajación de la regulación financiera en Europa, lo cual tendrá dos efectos: reducción de la desventaja competitiva y mejora relativa del sector con respecto a otros sectores.

En segundo lugar, a medio plazo también está previsto que los tipos de interés en Europa comiencen a subir en un horizonte inferior a dos años, una vez que el BCE reduzca su política monetaria ultraexpansiva. Los tipos de interés también deberán subir para atajar la reciente subida de la inflación. En consecuencia, mayores tipos de interés se traducen en mayores beneficios para la banca.

Por tanto, vemos que si bien a corto plazo las cotizaciones de la banca van a permanecer muy bajas, lo cierto es que una recuperación es esperable a medio y largo plazo, dando lugar a un potencial alcista en el sector. Comprar a corto plazo con cotizaciones bajas y esperar para vender a medio plazo donde se espera un potencial alcista en los precios, puede ser otra estrategia que aproveche el movimiento desregulatorio.

Saludos,

Antonio Vegas
Inversor Global España

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Inversor Global

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.