El mayor riesgo en la Bolsa eres tú

0

Hay un dicho popular que sostiene que “la Bolsa es una timba (juego de azar)”. Puede serlo, si no prestas mucha atención a lo que sigue.

Hay algo que tienes que saber bien: ¡ninguna inversión es infalible! Ni bonos, ni acciones, ni propiedades, ni arte, ni fondos, serán la mejor alternativa para siempre. El que te dice eso, te miente.

Pero también te engaña, y mucho más aún, el que te dice que invertir en los mercados es como ir al casino. El éxito de una “apuesta” en Bolsa tendrá mucho más que ver con tu conocimiento que con el azar.

Invertir en Bolsa es mucho más simple de lo que la mayoría de la gente cree. Cualquiera puede hacerlo, contando con la información correcta.

Está demostrado que -a largo plazo- la Bolsa ha sido históricamente la inversión más rentable.

¿No me crees?

Mira estos datos:

  • Desde 1925 hasta 2012, el índice S&P 500 dejó una ganancia anual de entre un 10% y un 12%. Mientras que los que invirtieron de forma conservadora, como bonos del Tesoro de EE.UU., en el mismo lapso ganaron un 5% anual.
  • Según un estudio del profesor Jeremy Siegel, un dólar invertido en el año 1800 en oro serían actualmente unos 19,75 dólares. Si se hubiera decidido invertirlo en renta fija serían entre 5.000 y 15.000 dólares. Pero de haberlo hecho en acciones, se tendría nada menos que 8.800.000 dólares.
  • De los índices europeos y americanos, no hay ninguno que haya supuesto una pérdida para un inversor si lo ha mantenido al menos 20 años. Incluso si alguien en 1929 hubiera invertido en el índice S&P 500, a pesar de haberse producido el crack financiero más grande de la historia, ese inversor habría ganado dinero igual en caso de que mantuviera su posición al menos 20 años.
  • A modo de ejemplo, si se coge un período de 1991 a 2012 (22 años), obtenemos los siguientes resultados para tres mercados bursátiles tradicionales: Bolsa de Madrid 10,49% anual; Bolsa de Frankfort 8,01% y Bolsa de Nueva York 10,58%.

Pero no solamente la bursátil es la inversión más rentable, sino que es la que proporciona un ingreso más estable y creciente, incluso que los inmuebles que pueden quedar desocupados en algún momento o generar gastos de mantenimiento.

Entre algunas de las ventajas que te da la Bolsa se puede mencionar que otorga seguridad, rentabilidad, liquidez y flexibilidad muy superior a cualquier otro tipo de activo como podrían ser los inmuebles o el arte.

Además permite diversificar con activos de todas partes del mundo por un bajo monto, algo que con otras inversiones es imposible, pero también lograr diversificación temporal, ya que se pueden ir sumando o cambiando acciones, con reducidas sumas de dinero y en diferentes períodos de tiempo.

Y un concepto clave: ¡es una forma de ser propietario de grandes compañías a las que uno jamás podría acceder de otro modo!

La transparencia mediante operaciones garantizadas y la gran competencia en el mercado bursátil es otro punto a favor que ayuda a reducir costes y dar seguridad. A esto hay que sumarle que uno conoce permanentemente el precio de su tenencia –de manera online- y no depende de un tasador que es subjetivo o podría ser influenciable.

Mi opinión

No le temas nunca a invertir en  el mercado de capitales, sino a hacerlo sin información de valor.

La Bolsa no es como una apuesta en el casino, y menos lo será cuanto más conozcas el mercado, más te formes y asesores al respecto. Tampoco vas a hacerte millonario de un día para otro.

Pero si tienes persistencia y los mejores datos, es probable que logres hacer una gran diferencia respecto a cualquier otro ahorrador. Te lo garantizo. Por eso, servicios como Academia de Inversores o Asesoría Tessore, podrán aportarte mucho para realizar la mejor inversión.

Si todavía no lo hiciste, te desafío a que nos pongas a prueba.

¡Hasta la próxima!

Saludos,

Federico Tessore
Director de Inversor Global

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Federico Tessore

Director de Inversor Global. En su columna semanal, aborda la inversión de una manera didáctica, directa y clara para acompañar al inversor en la toma de decisiones.