Declaración de la Renta: ¿Cómo tributan los scrip dividend?

0

Los contribuyentes que se quedan con las acciones y renuncian a cobrar el dividendo en efectivo en un scrip dividend suelen posponer hasta el momento de la venta la tributación. Infórmate en este artículo sobre cómo llevarlo a cabo.

Primero, ¿qué son los scrip dividend?

Los dividendos son una forma tradicional y habitual de retribuir a los accionistas.

El scrip dividend es una forma alternativa de retribución, la cual consiste en entregar a los accionistas el dividendo en forma de acciones, para lo cual la empresa realiza una ampliación de capital liberada con derecho de suscripción preferente.

De esta forma la empresa puede mantener todos los beneficios y no distribuirlos, y los accionistas pueden vender los derechos y cobrar el efectivo o utilizar los derechos para obtener las acciones.

¿Cómo tributan?

Al tratarse de un reparto de parte del beneficio de la empresa a los accionistas tributa como rendimientos de capital mobiliario en la base imponible del ahorro de la declaración de la Renta.

En el caso de haberse cobrado los dividendos antes del 12 de julio del 2’15, la retención que se aplicó fue del 20%, pero a partir de dicha fecha la retención pasó al 19,5%, y desde 2016 se queda en el 19%.

En esta declaración de la renta ya no está incluida la exención de tributar de los primeros 1.500 euros cobrados en concepto de dividendo, algo que servía para atraer a los accionistas a la renta variable.

A partir de enero del pasado año, el contribuyendo tiene que tributar por todo lo cobrado desde el primer céntimo. Los dividendos tributarán según la siguiente escala en la declaración de este año.

– Los primeros 6.000 euros tributan al 19,5%.

– Entre 6.001 euros y 50.000 euros, tributan al 21,5%.

– Y los que excedan de 50.000 tributarán al 23,5%.

Recordar que en el programa Padre, se deberá imputar el importe recibido por dividendos en la casilla 025, la cual indica: “Dividendos y demás rendimientos por la participación en fondos propios de entidades”.

En cambio, Los contribuyentes que prefieran quedarse las acciones y renunciar a cobrar el dividendo en efectivo y retrasan hasta el momento de la venta de las mismas la tributación, pagarán por la diferencia entre el precio de compra y el de venta.

Fiscalmente, la venta de acciones se rige por el criterio FIFO, es decir que primero se venden las primeras adquiridas.

En el caso de optar por la suscripción de acciones con los derechos obtenidos en el scrip dividend, las acciones adquieren la fecha de adquisición de las acciones que originan los derechos, y por tanto si se venden, todas son de la misma fecha de adquisición y su valor no se modifica, aunque aumente el número de acciones.

 

Acerca del Autor

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.

Deja una respuesta: