Última hora sobre las nuevas elecciones generales españolas

0

El Rey firma el decreto de convocatoria de elecciones para el 26 de junio y la campaña empieza el próximo día 10. Conozca todos los datos en Inversor Global.

Finalmente el Rey Felipe VI firmó ayer martes a primera hora el decreto de convocatoria automática de las elecciones para el 26 de junio, tras el fracaso de las negociaciones para formar Gobierno.

Desde ese momento, cuatro meses después del 20 de diciembre, se pone en marcha el procedimiento electoral que cumple con lo previsto en el artículo 99.5 de la Constitución Española, y que prevé la celebración de nuevos comicios si ningún candidato logra la confianza del Congreso. Las Cortes quedan disueltas y por tanto los diputados y senadores han perdido su condición de tales, salvo los miembros de la Diputación Permanente de cada una de las Cámaras.

Según los plazos previstos en el decreto, la campaña electoral se iniciará el 10 de junio y las nuevas Cortes se constituirán el 19 de julio.

El PP, el PSOE, Podemos y Ciudadanos han admitido su fracaso, pese a haber repetido la idea de que aceptaban el mensaje de los ciudadanos para negociar y llegar a acuerdos.

Todas las encuestas electorales, incluida la de Sigma Dos, vaticinan un resultado similar al del pasado 20D. La única mayoría entre dos fuerzas políticas que sumaría sería el pacto entre PP y PSOE. Pero como todos sabemos, este pacto es muy improbable, ya que el PSOE se ha negado a pactar con el PP.

Si los resultados electorales se repiten, Sánchez y Rajoy se verían abocados a entenderse, con el fin de evitar que se celebren unas terceras elecciones el próximo mes de diciembre.

Lo que está claro es que los dirigentes de todos los partidos tienen que cambiar forma de pensar, y no el electorado, que tiene derecho a votar lo que le parezca más conveniente. En esta convocatoria están llamados a las urnas un total de 36,51 millones de españoles mayores de 18 años.

En cuanto a la situación política, otra encuesta refleja que el 83% de los españoles la valora como mala o muy mala, pero al mismo tiempo el 60% se declara contrario a un pacto entre el PP y el PSOE.

Con la fragmentación del voto, que es cada vez más frecuente, y las preferencias ciudadanas que están cambiando, nos encontraremos de nuevo ante un escenario de ingobernabilidad en unos momentos en los que España tiene que afrontar importantes retos, empezando por el desafío del nacionalismo y las elecciones catalanas.

Al final todo indica, como reflejan las encuestas electorales, que estamos abocados a un bucle sin salida, lo que va a tener no sólo unas negativas consecuencias económicas y un deterioro de la imagen del país, sino una pérdida de la confianza de los votantes en los partidos.

Acerca del Autor

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.

Deja una respuesta: