Declaración de la Renta 2015: Los 10 errores más comunes que debes conocer

0

En Inversor Global te presentamos algunas claves para no cometer errores en la presentación de la Declaración de la Renta 2015. 

Las prisas por confirmar el borrador de la Declaración de la Renta cuanto antes y cobrar la devolución pueden jugarnos muy malas pasadas. Ya te indicamos en anteriores artículos quién debe hacer la declaración de la renta y te presentamos algunos trucos y consejos. Hoy te vamos a mostrar los 10 errores más comunes a la hora de presentarla.

La Agencia Tributaria remite más de 23 millones de borradores al año, y muchos de ellos cuentan con bastantes errores, los cuales suelen estar relacionados con las deducciones por alquiler de una vivienda, modificaciones del estado civil o subvenciones públicas.

La manera más rápida de presentar la declaración de la renta es confirmando el borrador elaborado por Hacienda a través de Internet. Sin embargo, hay que tener en cuenta que dicho documento es una propuesta de liquidación oficial que realiza la Agencia Tributaria y que puede tener incorrecciones, por eso es clave dedicar al menos una hora para repasarlo antes de confirmarlo.

La última responsabilidad es del contribuyente. Si paga menos de lo que debe, recibirá una sanción, y si paga de más, la Agencia Tributaria le avisará.

Estos errores perjudican sobre todo a aquellas personas que se realizan su propia declaración y no cuentan con asesores fiscales. A esto se suma que el servicio de cita previa que ofrece la Agencia Tributaria para pedir el borrador empieza 5 semanas después del inicio de la campaña, por lo que muchas personas prefieren hacerla cuanto antes de forma individual.

Servicio de cita previa en la Agencia Tributaria. Fuente: El Economista

Servicio de cita previa en la Agencia Tributaria.
Fuente: El Economista

Cabe destacar que el 75 por ciento de las declaraciones presentadas dan como resultado la devolución, y la necesidad de cobrarla cuanto antes hace que no se revisen los borradores de la Agencia Tributaria que, en muchos casos, no disponen de la información correcta y necesaria para incluir numerosas deducciones.

Estos son los 10 errores más comunes que contiene el borrador del IRPF:

1. Declaración individual o conjunta

Lo primero y más importante, siempre hay que elegir tributar por la opción que nos aporte más ventajas económicas. Por ejemplo, de estar casado, hay que analizar primero si es fiscalmente más beneficioso hacerla de forma conjunta o individual.

Por otro lado, en los casos de divorcio, deben reflejarse las pensiones compensatorias y en el caso de haber hijos también las anualidades por alimentos, ya que en ambos casos el importe a devolver aumenta.

Los contribuyentes que presentan declaración conjunta deben revisar detalladamente el borrador para comprobar que las desgravaciones a las que se tiene derecho se han imputado correctamente.

2. Cambios en el la vida familiar

Conviene prestar especial atención a esta deducción y a qué si se han producido cambios aparezcan reflejados en el borrador. Casarse, divorciarse o tener hijos tiene efectos importantes en la declaración, así como las defunciones y los nacimientos. Igualmente, deben tenerse en cuenta las situaciones de minusvalía tanto personales como familiares.

En caso de un nacimiento, la devolución puede aumentar entre 1.200 y 2.400 euros adicionales, y es importante comprobar que la deducción por maternidad está realizada correctamente.

Respecto a los descendientes, un error muy común es incluir en el borrador a un hijo que ha realizado mini trabajos que le han proporcionado rentas de más de 1.800 euros si éste presenta declaración. Los expertos recomiendan que los hijos no presenten declaración si no están obligados, ya que la devolución puede ser inferior al beneficio de incluirlo.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta las deducciones autonómicas relacionadas con las circunstancias familiares.

3. Deducciones autonómicas

Muchas deducciones autonómicas son desconocidas por la mayoría de los contribuyentes y hay que tener en cuenta que pueden proporcionarnos importantes beneficios fiscales, que se perderán de hacer el borrador rápidamente.

Generalmente éstas están relacionadas con gastos de enseñanza, donativos o autoempleo.

4. Deducción por alquiler

El contribuyente debe beneficiarse por el alquiler de una vivienda o inmueble, información que no se suele incluir en el borrador.

El anunciado fin de la deducción por el alquiler de la vivienda habitual sólo afecta a los que firmaron sus contratos a partir del 1 de enero de 2015. Si éste es anterior también es deducible en un 10% siempre que la base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

Tampoco hay que olvidar la deducción autonómica por alquiler, todavía más elevada que la estatal, en vigor en todas las comunidades excepto Murcia, Baleares y La Rioja.

5. Planes de Pensiones

Las aportaciones a éstos generan el derecho a reducir la base imponible del impuesto. Es recomendable que las personas que apliquen este beneficio fiscal revisen si la Agencia Tributaria lo ha incluido, ya que aunque la gestora del Plan de Pensiones debe suministrarle todos los datos, es importante comprobar que son correctos.

Se deben tener en cuenta las reducciones que se han aprobado si se rescata en forma de capital, por jubilación, invalidez, dependencia, desempleo de larga duración, enfermedad grave y por procedimiento de ejecución de la vivienda habitual.

También es necesario declaraciones complementarias, en aquellos casos distintos a los citados en los que excepcionalmente se haya dispuesto total o parcialmente de estos derechos consolidados.

En esta campaña ha disminuido el límite del total que se puede aportar, de 10.000 a 8.000 euros, siempre que no se supere el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas.

6. Donaciones

Otro tema importante a tener en cuenta son las aportaciones a sindicatos, colegios profesionales o donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro, que están exentas en el IRPF hasta un determinado límite. Por imperativo legal, las cuotas sindicales no pueden ponerse a disposición de la Agencia Tributaria.

Conviene recordar las donaciones del pasado año, porque para que las deducciones se incluyan en la declaración, la entidad debe tener los datos identificativos de quien dona y suministrarlos a la AEAT.

La deducción por donativos a ONGs se ha incrementado después de la reforma fiscal a un 50% para los primeros 150 euros, y al 27,5% para el resto. Por otro lado, la deducción será del 10% si éstas se han realizado a fundaciones reconocidas o a asociaciones de utilidad pública.

7. Rendimientos del trabajo

En este apartado los expertos aconsejan realizar dos comprobaciones. Respecto a los ingresos, pueden no constar todos en el borrador, como por ejemplo en el caso de los pensionistas que cobran de la Seguridad Social extranjera, que envía la información a la Administración española más tarde de lo que debiera.

También otros gastos deben ser incluidos por el contribuyente, como los gastos en defensa jurídica, así como la indicación de movilidad geográfica a causa del trabajo o la discapacidad.

8. Referencias catastrales

Las segundas viviendas no relacionadas con actividades económicas generan imputaciones inmobiliarias. El propietario sí ha de tributar por el 1,1% de los inmuebles cuyo valor catastral fue revisado con posterioridad al 1 de enero de 1994, o al 2% si la última modificación fue anterior a esa fecha.

Es clave comprobar si el valor catastral está correcto y si se aplica el tipo correspondiente.

9. Subvenciones y ayudas públicas

Los contribuyentes generalmente no conocen que el recibir una ayuda pública o por ejemplo dinero procedente del conocido plan PIVE también representa una ganancia patrimonial.

El borrador no las incluye en muchas ocasiones, por lo que se debe estar atento, ya que de no estarlo el contribuyente puede recibir al cabo del tiempo una carta de la Agencia Tributaria en el que le comunica la sanción correspondiente.

10. Minusvalías

Por último, los expertos aconsejan que en el caso de tener minusvalía se compruebe que se aplica correctamente, tanto el grado como todas las deducciones a las que se tiene derecho, autonómicas y estatales. En este punto también va dirigido a aquellas personas con ascendientes o descendientes con minusvalía y que, en caso de convivencia, cambiaría su mínimo personal y familiar.

Acerca del Autor

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.

Deja una respuesta: