EEUU, primera potencia económica y ahora primer productor de crudo y gas del mundo

0

La primera economía del mundo ha desbancado a Rusia como primer productor de petróleo y gas natural del mundo. El shale gas está dando sus frutos y EEUU se está lucrando y mucho de ello

 

Shale gas. Esa palabra que, junto a su técnica de extracción, el fracking, sonaba bastante extraña hace unos años. Nadie había oído hablar del gas de esquisto ni de cómo se podía extraer. Y mucho menos se podía intuir la revolución que ello traería dentro del sector energético, ni tampoco de cómo cambiaría el orden mundial de los productores de hidrocarburos.

EEUU fue pionero en extraer esta materia mediante el fracking y, como tal, es el primero en ver cómo los beneficios y las ganancias llegan a su economía. Y es que no solo ha ayudado a que los precios del petróleo caigan el picado, gracias a que con ello hay una mayor oferta de crudo, sino que el país ha logrado atajar su gran dependencia energética.

Así, EEUU no solo ha adelantado a Arabia Saudí como productor de crudo, sino que ha desbancado a Rusia como primer productor de gas y petróleo del mundo. Un hecho que BP ha confirmado en su Informe sobre la Energía Mundial.

De acuerdo con dicho informe, la producción de crudo de EEUU alcanzó la cifra récord de 1,6 millones de barriles diarios en 2014. Además, desde la petrolera BP señalaron que era la primera vez que un país (EEUU) había elevado su producción en, al menos, 1 millón de barriles diarios durante tres años consecutivos.

A pesar de que el consumo de crudo en los países desarrollados cayó un 1,2% el pasado año (el octavo descenso en los últimos 9 años), EEUU no muestra preocupación alguna.

Y es que la primera potencia económica mundial también ha incrementado sobremanera su producción de gas, gracias al fracking. Ello ha motivado que aumenten las exportaciones de gas natural desde EEUU, provocando que el país supere también a Rusia como productor mundial de hidrocarburos combinados.

Esta mayor oferta de hidrocarburos provocará no solo que EEUU reduzca sus importaciones tanto energéticas como de todo tipo (los precios bajos del petróleo y el autoabastecimiento hacen resurgir la industria manufacturera en EEUU), sino que llevará a una gran depresión de los precios de la energía global.

“Estamos siendo testigos de un cambio en la guardia de los suministros mundiales de energía”, explicó Spencer Dale, economista jefe de BP, durante la presentación del informe. “Las implicaciones de la revolución del shale gas para EEUU son enormes”, sentenció.

Unas implicaciones que ya se hacen notar en la economía del país, pues, como ya hemos explicado, el crudo barato está haciendo que vuelva la industria a EEUU porque ya no les resulta tan caro producir en su propio país, con lo que reducen los costes de distribución y transporte.

Además, EEUU está reduciendo drásticamente su dependencia energética del exterior. Del total de los hidrocarburos que se consumieron en EEUU durante 2014, un 90% fue de producción propia.

Gracias a ello, las importaciones en 2014 representaron un 1% del PIB del país, de acuerdo con el informe de BP, mientras que en 2007 esta cifra era del 5% del PIB.

Son varios los detractores de esta técnica y de la extracción del gas de esquisto, pero la realidad es que, por el momento, está generando más beneficios que perjuicios. Si quiere invertir en esta revolución, son muchas las opciones y en Inversor Global le guiamos.

Suscríbase a nuestro boletín GRATUITO y reciba las mejores recomendaciones de inversión. Es fácil, rápido y solo tiene que hacer clic aquí.

Acerca del Autor

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.

Deja una respuesta: