Diversificar: la regla de oro de todo inversor

0

Diversificar es la mejor forma de reducir el riesgo de una inversión y obtener las rentabilidades esperadas. Descubra en qué consiste esta estrategia.

 

Imagine por un momento que tiene 10.000 euros para invertir en Bolsa. ¿Qué acciones compraría? ¿Las de una sola compañía o las de varias? Si decide comprar las de una sola empresa debe saber que está cometiendo un error muy común entre los inversores novatos. En cambio, si prefiere apostar por títulos de diferentes compañías tiene que saber que está poniendo en práctica una de las reglas de oro de todo buen inversor: la diversificación. Y se preguntará: ¿en qué consiste esta regla?

Para explicarlo de una manera sencilla, la diversificación significa “no meter todos los huevos en la misma cesta”. Al decidir apostar por varios títulos está dividiendo su dinero entre diferentes instrumentos lo que le permite reducir el riesgo de su inversión y, por lo tanto, está diversificando.

Si al comienzo de este artículo hubiera decidido destinar los 10.000 euros a adquirir títulos de una sola empresa y la cotización de esas acciones hubiesen bajado, desgraciadamente toda su inversión hubiese registrado una pérdida porque la rentabilidad dependía de una empresa en concreto. Sin embargo, como ha decidido invertir en varios activos, la rentabilidad depende del promedio de rentabilidad de todos. Así que las ganancias de unos pueden compensar las pérdidas de otros.

La diversificación es por eso la mejor alternativa para lograr las rentabilidades esperadas y reducir el riesgo de una inversión. Por lo tanto, cuando decida invertir debe valorar diferentes opciones y prestar especial atención a sus variables, tales como riesgo, rentabilidad o liquidez.

Una cartera de inversión diversificada no sólo está formada por acciones de varias compañías, sino que también incluye diferentes tipos de instrumentos, como títulos de deuda, o activos reales, como inmuebles. Así conviven títulos de mayor riesgo, con otros más seguros pero con menor rentabilidad, unos a corto plazo, otros a medio y otros a largo.

Cuanto más variados sean los activos que compongan una cartera de inversión, mayores serán los beneficios de la diversificación. Pero lo importante para que la estrategia tenga éxito es que el conjunto de la cartera se ajuste a su perfil inversor.

Si quiere recibir más consejos de inversión, suscríbase de manera gratuita al newsletter semanal de Inversor Global. Sólo por hacerlo recibirá el informe exclusivo “la inversión ganadora que su banco no quiere que conozca”. Haga clic aquí para suscribirse.

Acerca del Autor

La mejor forma de estar al tanto de qué es lo que está pasando dentro de los círculos de las inversiones en España y en el mundo es registrándose a nuestro Newsletter Semanal de Inversiones. Todos los martes y sábados recibirá en su casilla de correo electrónico nuestras exclusivas opiniones y puntos de vista.

Deja una respuesta: